En esta ocasión nos desplazamos hasta El Vellón, mas concretamente a la Finca Los Olivos.
Rosa "la dueña" se encarga junto a su pareja de cuidar la finca al mínimo detalle, esto garantiza que siempre esta perfecta para celebrar cualquier tipo de evento y más cuando hablamos de una boda.
Las instalaciones, la comida, el trato... sin duda el lugar idóneo para celebrar la boda perfecta.
El día pintaba muy bien, hasta que algunas nubes negras empezaron a cubrir el cielo y si, llegó la lluvia que toda pareja no desea en su boda.
A pesar de la lluvia, la boda fue una pasada. Lo pasamos genial y disfrutamos de una gran familia que dio el máximo cariño a esta encantadora pareja en su gran día.
Os dejo con algunas fotos de la boda, que es lo que queréis ver...
Back to Top