Después de disfrutar de la boda de Dani y Romina en Palma de Mallorca a los cuales les deseo lo mejor, ya estoy de vuelta en casa. Se me ha hecho corta la semana que he podido estar con ellos, así que espero volver pronto y disfrutar de mas tiempo de la familia...
La boda tuvo lugar en una preciosa cala de Canyamel, mas concretamente en el Restaurante Cala Rotja, el cual recomiendo visitar por sus vistas y su pequeña pero acogedora playa. Fue una boda muy intima rodeados de la familia y los buenos amigos, con los que me lo pase genial la verda, desde el minuto uno me acogieron como si me conocieran de toda la vida y eso es algo que agradezco mucho, ya que me senti como en casa.
Aunque íbamos con el tiempo justo, en los cincuenta metros del recorrido al convite nos dio tiempo ha sacar algunas fotos mas elaboradas, así ellos podían tener esas fotos mas impactantes y chulas que siempre gusta tener colgadas en casa o en el álbum de fotos.  
Vamos con algunas fotukas de la boda, espero que os gusten...
Back to Top