Hoy tengo el honor de presentaros a Claire-Anne & Pedro, una encantadora pareja recién llegados de Namibia (África) donde están haciendo una gran labor humanitaria con Unicef.
Una boda distinta a lo que normalmente estamos acostumbrados a ver, una boda original y sobretodo muy familiar. Nada de iglesias, salones o fincas de boda, en esta ocasión Claire & Pedro decidieron llevar a todos sus familiares a una casa rural, mas concretamente a El Cortijo de Gredos. Una fantástica casa rural situada en Navaluenga (Ávila), en la misma falda de la Sierra de Gredos, junto al Rio Alberche y de sus piscinas naturales.
Los invitados llegados de Francia, Africa, Chile y de más partes del mundo se lo pasaron genial, o como se suele decir... lo pasamos todos teta. Una de las mejores celebraciones que he visto, en el mismo salón de la ceremonia se improvisó una micro-discoteca donde no hubo descanso, nadie paraba, todos bailaban sin descanso, una locura el buen rollo que allí había, aunque esa sensación la tuvimos desde el principio, en la celebración fue simplemente espectacular. 
Queréis ver unas fotos..? Vamos al lio.....
Back to Top