Amelia y Sergio son una encantadora pareja que me contactaron desde Alemania para que fuera el fotógrafo de su gran día. 
Cuando nos conocimos por primera vez por Skype ya sabia que iba a ser una boda muy divertida, una boda de esas que no se olvidan con el paso del tiempo. Fue una boda muy intima con sus familiares y amigos más cercanos, tanto los novios como los invitados lo dieron todo y de qué manera, sin duda se han convertido en mis bailarines favoritos.
La ceremonia se celebró en La Parroquia de San Salvador, una impresionante parroquia situada en todo el centro de la ciudad de Leganes.
Después de las formalidades del rito eclesiástico, nos fuimos a celebrar por todo lo alto el enlace a La Finca Solimpar, una fantástica finca que ya se ha convertido en un referente organizando bodas, sin duda una apuesta segura cuando queremos que la boda se adapte a las necesidades de los novios.
Como habéis entrado a ver fotos, no me entretengo más y vamos al turrón...
Back to Top